Compraventa y Rentabilidad: Tipos de Reformas antes de Vender

0 Flares Filament.io 0 Flares ×

A la hora de vender un inmueble antiguo al que se le quiere sacar el máximo beneficio, surgen varias dudas: ¿Se vende tal y como está o se realiza una reforma? ¿Qué permitirá colocar antes el inmueble en el mercado? Sin duda, un “lavado de cara”, una reforma parcial o una rehabilitación completa pueden suponer un incremento del beneficio en la venta. Pero dada la complejidad de la situación económica, las variables a tomar en cuenta, y condicionantes ajenos a la propia reforma, hay que conocer las claves para saber si estas operaciones son rentables.

Dependiendo de la envergadura de la reforma que se lleve a cabo, la revalorización será de mayor o menor importancia. La regla principal consiste en hacer que la vivienda quede con los mismos niveles de calidad de los materiales de acabados que las otras que están en venta en la zona.

Para un particular, conseguir la máxima rentabilidad a la hora de vender una casa depende, por supuesto, del estado de la misma. Cuando se busca casa para vivir y no como inversión, la venta es una cuestión más emocional que técnica. Es decir, si a alguien no le causa buena impresión a primera vista o no le ve posibilidades, es muy difícil que se vaya a adquirir. Así, la imagen es imprescindible. Por ello, tanto agencias inmobiliarias como otros profesionales, recomiendan para vender rápido y bien un “lavado de cara”, como mínimo. Consistiría básicamente en pintar, pero también pulir suelos, y cambiar ventanas. Pintar no implica una gran revalorización, pero puede acelerar mucho la venta.

rentabilidad

Otra alternativa es ir un poco más lejos y optar por una reforma más profunda. Suelos, baños, cocina y cambio de las instalaciones de suministros básicos son ya obras «mayores» para el particular que desea vender. Muchos prefieren no meterse en estos menesteres, sobre todo si se tiene urgencia por vender. Pero si lo que se busca es rentabilidad, ésta es una buena fórmula para ganar un buen pellizco en la venta, siempre que la reforma se lleve a cabo con acierto.

Sobre todo se valoran las reformas que mejoran la calidad de vida: armario empotrado, baño y aseo, puerta blindada, portero automático…, cambios que pueden hacer subir sensiblemente el precio de venta.

Si la reforma de la casa en particular, además, va acompañada de una rehabilitación completa del edificio (como suministros básicos – agua, instalación eléctrica, acometidas, etc.), entonces el precio del metro cuadrado de la vivienda puede alcanzar el valor de la nueva. Inmuebles en ubicaciones destacadas en los centros consolidados de las ciudades y sobre los que se ha realizado una rehabilitación completa o integral, a veces dotándoles de nuevas prestaciones, como aparcamiento o trasteros por ejemplo, pueden alcanzar valores significativos respecto a otros edificios sin rehabilitar o restaurar.

En definitiva, los particulares pueden sacar un beneficio mayor de las viviendas de segunda mano mediante las reformas, o, como mínimo, pueden hacer que la venta sea más rápida. Muchas de las propiedades que se encuentran a la venta en el mercado están en muy malas condiciones y en una situación económica como la actual donde el número de compraventas es mínimo, uno no se puede permitir la posibilidad de perder la posible venta.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 0 Flares ×

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies